Julio Muñoz: Proyecto Base Los Andes


 

Dos meses de preparación, más de 15 horas de helicóptero para acceder al lugar y unos 50 millones de pesos necesitó el Paracaidista Chileno y Dueño de la Escuela Skydive Andes, Julio Muñoz para realizar uno de los saltos más espectaculares de los que se tenga registro: Se arrojó al vacío en una moto desde cuatro mil metros de altura.

La proeza “Proyecto B.A.S.E. Los Andes” la realizó en un sector cercano al Cerro El Plomo denominado Loma de Rabona, en la Región Metropolitana, lugar al que sólo se puede acceder por vía aérea. Julio Muñoz, de 37 años, se hizo famoso en noviembre del año pasado al saltar en paracaídas desde lo más alto del edificio en construcción Costanera Center, el que fue su primer salto público, y que quedó registrado en un video que se difundió rápidamente por Internet. Tras aquella arriesgada maniobra, el experimentado deportista se enfocó en su segundo gran desafío, aunque esta vez con mayor producción.

“Este tipo de saltos es imposible de realizar sin el auspicio de una empresa privada. Y para conseguir eso necesitas ganar credibilidad, así que lo de la torre Costanera me ayudó”

“Empiezas a hacer currículum, y a demostrar que esto no es un juego. No hacemos esto por hobbie, es realmente profesional, y como todo deportista necesitamos apoyo”

Para esta ocasión Julio Muñoz contó con un equipo de 15 profesionales de alto nivel, tanto para la preparación del salto, como para su grabación con 12 cámaras y en alta definición. Una vez que tocó suelo sano y salvo tras su último salto, el chileno comenzó ya a pensar en su siguiente desafío que, advierte, podría ser en territorio extranjero. “Perú tiene uno de los cañones más profundos del mundo”, dice, aunque no descarta hacer algo en Torres del Paine. “Soy un chileno haciendo este tipo de cosas en Chile. Esto no es producción estadounidense, como la que estamos acostumbrados a ver. Nosotros competimos contra los mejores del mundo, tenemos esa vara al frente y queremos superarla”, afirma aún con la adrenalina de su salto en moto. Y sobre la moto… “No quedó mucho de ella, pero recogimos sus partes y no hubo daño al cerro. Soy deportista y me preocupo de eso también”, finalizó.

Share

Recommended Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *